Salud

Te contamos cómo curar una ampolla en el pie

Hoy, desde Farmacia Fronteira queremos darte un consejo muy útil, especialmente en esta época del año en la que entramos: cómo curar una ampolla en el pie

Se acerca el buen tiempo y empezamos a cambiar de calzado. Es algo que nos encanta, zapatos más cómodos y frescos, pero… eso también significa que con el cambio de zapatos seguramente llegue otra cosa que no nos gusta nada: las ampollas.

fdbf6db9 dabd 4597 9b6f 56bd3611fbe9

¿Qué es una ampolla?

La ampolla es una lesión cutánea frecuentes en las manos y pies. Su aparición se debe a una acumulación de líquido como consecuencia de un roce repetitivo.

Este tipo de lesiones, en realidad es un mecanismo de defensa de nuestra piel para proteger el tejido interior de la zona afectada.

Las causas de la aparición de ampollas son varias: 

·         Quemaduras

·         Fricción o roce continuado

·         Hongos

·         Reacciones alérgicas

·         Dermatitis, etc.

¿Cómo prevenir la aparición de ampollas en los pies?

Como ya hemos explicado, la principal causa de aparición de ampollas en los pies es el roce repetitivo. Así que para prevenir su aparición te dejamos una serie de consejos que te pueden ayudar:

–          Piel hidratada. Una piel hidratada es una piel sana y, por lo tanto, menos propensa a romperse. Así que debes usar cremas específicas para cuidar la hidratación de tus pies.

–          Calzado adecuado. Un calzado adecuado será tu mejor aliado para evitar la aparición de ampollas. Que ajuste bien, pero no sea demasiado estrecho; tampoco demasiado ancho o suelto. Y, sobre todo, ten paciencia y si es un calzado nuevo dale unos días para que se acomode a tus pies.

–          Vaselina. En determinadas situaciones de riesgo como una caminata larga o un zapato nuevo, un buen truco es usar un lubricante como la vaselina aplicada a las zonas más propensas.

¿Cómo curar una ampolla en el pie?

1.       Lo primero de todo, siempre que vayamos a manipular una herida o rozadura, debemos lavarnos muy bien las manos con agua y jabón.

2.       Secar la zona y limpiar la ampolla con clorhexidina o povidona yodada.

3.       Con una gasa antiadherente (debemos evitar que esta se pegue a la lesión) tapamos la zona y sostenemos la gasa con un esparadrapo, preferiblemente de papel, pues facilita la transpiración.

No se recomienda explotar o reventar la ampolla, pues esto puede llegar a exponer la herida y provocar una infección de a misma. Pero, en el caso extremo de que la ampolla sea de un tamaño bastante grande (que nos impida ciertas acciones como caminar, calzarnos, etc.) nos debemos plantear la posibilidad de abrirla y drenar la ampolla.

Para drenar la ampolla usaremos una aguja esterilizada y la pincharemos con mucho cuidado por el borde de esta. Dejaremos que drene, sin tocar la piel. 

Después volveremos a limpiar bien la herida y la cubriremos con un apósito “segunda piel” o “piel artificial”. Estos son especiales para este tipo de heridas porque no llevan adhesivo, ya que al quitarlo podríamos llevarnos parte de la piel y dañar más esa parte.Si quieres saber más sobre cómo curar una ampolla en el pie, ponte en contacto con nosotros. En Farmacia Fronteira contamos con un equipo especializado que podrá ayudarte con este problema y muchos más.

Regresar a la lista